El buen juicio es una cualidad muy importante para todos los profesionales del submarinismo. Sabemos que es molesto de encontrarse juntos para hacer un curso de buceo, tener todo el día reservado en nuestras agendas y cancelar una inmersión debido a condiciones meteorológicas o del mar. Pero todas las decisiones tomadas son para el buen propósito de ofrecer una formación segura y eficiente. Y siempre tendrá que decidir si entrar o no al agua según el nivel de rendimiento de todos los participantes. La gente debe sentirse cómoda bajo el agua para disfrutar de la experiencia. No hay que ponerlos en situaciones estresantes. Ahora, después de reprogramar, toca ir a casa;-)